Cineforum - Mi Tío (Mon Oncle de Jacques Tati - 1958)


 

Presentación:

Los que cursamos segundo en Astorga (60-61) tuvimos la suerte de acudir institucionalmente a ver la película “Mi Tío” (1958). ¡Qué gran acontecimiento cada vez que íbamos al cine! Vimos esta película  y nos sorprendió muchísimo. Reímos sus gags, emulamos durante semanas los sketchs, imitamos sus personajes, tarareamos su tema sonoro y hasta llegamos a considerar sus mensajes. Todas estas sensaciones nos dejaron un regusto que aún perdura.

 


Reseña argumental:

El Tío (monsieur Hulot - Jacques Tati) vive desocupado, solteronamente feliz, en una casa naíf, de cuento, en la plaza del mercado de un “barrio bajo” lleno de vecinos muy comunicativos, arquetípicamente franchutes.

 


Nuestro protagonista acude cada día, de mala gana y de puntillas, a la ultramoderna casa de su cuñado (monsieur Arpel - Jean-Pierre Zola), director de una fábrica de plásticos y de su feliz esposa (madame Arpel - Adrienne Servantie) para entregar a su sobrino (Gerard Arpel - Alain Bécourt), al que suele recoger a la salida del colegio, o para sacarlo de paseo.


 


La vecindad de los Arpel, élite social aparente de la ciudad, satisfechamente aburrida, arquetípicamente convencional, carece de vida comunitaria.

En ese barrio residencial no encajan ni monsieur Hulot ni los perros callejeros, son “mal vistos” y considerados un mal ejemplo para los vecinos y para el propio niño, quien manifiesta una indudable afinidad con el tío.

 


Por eso, la hermana y el “cuñadísimo” se empeñan en la urgencia de proporcionarle un trabajo y un matrimonio exitosos, para lo que montan una estrategia de cerco y derribo, de la que Hulot intentará zafarse con cierta dificultad. ¿Lo conseguirá?

 

 

Veamos la película:

  • 1958: Oscar a la mejor película extranjera

  • 1958: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera

  • 1958: National Board of Review: Mejores diez películas extranjeras

  • 1958: Festival de Cannes: Premio Especial del Jurado

 

¡Sed felices y saludables!

30 de enero de 2019