Versos para otoños (II)



 

Llueve gotas de otoño.

 

 

Llueve sobre hojas doradas,
llueve sobre hojas caedizas,
llueve sobre otras ya muertas,
llueve sobre hierba nueva,
que brota de otra agostada.

Hoy llueve sobre mojado
en el yermo y el sembrado.

Es lluvia dulce, es fresca,
largamente deseada;
lluvia que empapa la tierra,
lluvia para enjuagar plantas
y rocas y rostros y almas.

Hoy la atmósfera esclarece
y el corazón enternece.

Con estas benditas aguas
brotará la sementera
y, tras renovarse el sol,
lucirá otra primavera.

 

Guadarrama, noviembre 2019