Agradecimiento y saludos de Navidad



 

A mis compañeros de estudio en el seminario (Astorga - La Bañeza – Astorga), ingreso en el 59, que me habéis homenajeado a través de Telemarañas por mi 70º cumpleaños, con anécdotas tan precisas en mi paso por el seminario y convivencia con todos vosotros.

Quiero agradecer especialmente a:

  • I.Almanza, quien me recuerda "audiovisualmente y fidelmente", pese a nuestra distancia en el orden alfabético.
  • José Antonio (Benavides), que relata y grafica con fotos mi paso de actor interviniente en las obras de teatro.
  • F.Barrio al que, según él, serví de guía turístico en su viaje desde Ponferrada a Santa Marina del Sil en su visita a sus íntimos. Espero con la misma ilusión tu felicitación por mis 80 años. En medio cumpliré, espero escalonadamente y de uno en uno, los 10 anteriores, y, si esas oportunidades nos da la vida, nos felicitaremos mutuamente en cada año, y bueno… hasta nos podremos encontrar con todos. Amen.
  • José Benito, con la anécdota del radio transistor con que fui agraciado en la tómbola. Efectivamente, viajó conmigo y me acompañó por varios años en Argentina y terminó en un agraciado recuerdo y en manos de los recolectores de residuos.
  • Agustín, efectivamente compañero de habitación.
  • M. P. Mayo.
  • P. Neira G.
  • Pedro M. M., que me dedicó ese escrito de gran vuelo literario latente y patente.
  • Elio y Herminio, sagaces para enterarse de todo y talentosos para volcarlo en Telemarañas.  ¿Qué sería de nosotros si se apaga el colectivo Telemarañas?

 


A todos los que menciono brevemente en reconocimiento y para todos los demás que fuimos y somos:

¡¡ FELIZ NAVIDAD !!

desde Argentina, sin nieve y con calor a la sazón.

Aquí también celebramos la llegada de un Rey nacido en un pesebre, en familia, su madre María, su padre José, al calor del buey y la mula, la reverencia de los pastores y el coro de ángeles diciendo “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”.

 

 

Es Navidad para los que creemos, y para los que no, también. Hay un solo requisito: ser humanos de bien.

Deseo también un feliz fin de año y un próspero año nuevo 2016 para todos.

Buenos Aires, 20 de diciembre de 2015

Afectuosamente,

Fidel V. C.